Miércoles, 24 de julio de 2024

Ramón Freire Gálvez (1952-2020)


torre ecijanaEl agua, líquido elemento vital para la supervivencia de todas las formas conocidas de vida y que tan necesaria es su racionalización y hacer buen uso de la misma, fue un grave problema siempre en nuestra ciudad, hasta que, a mediados de los años 1960 y bajo el mandato del alcalde D. Joaquín de Soto Ceballos (al que por ello, se le bautizó popularmente como el Carlos III de Écija), consiguió la creación de una red de agua potable que garantizó nos llegase a través de los grifos (los pocos, que poco a poco, valga la redundancia, pudieron realizar las conexiones hasta sus casas), así como a diversas fuentes públicas existentes (las mujeres con los cántaros al cuadril);

traída del agua potable que quizás hoy no se le dé la importancia que tuvo, pero que si fue concedida y valorada para los que vivimos su carestía, pues recordamos a aquellos “piperos” que, con una pipa tirada por un mulo, vendían el agua a granel, procedente de pozos, por las calles astigitanas, saliendo a su encuentro los ciudadanos, provistos de cántaros y otros recipientes, donde depositar agua para poder beber.

También recuerdo aquellos puestos de agua, situados en la calle Miguel de Cervantes o a las puertas de los cines de verano, que al precio de un real el vaso, lo vendían a los ciudadanos, para poder saciar estos la sed cuando se encontraban en la calle.

Pero para conocer mejor su importancia y valorarla debidamente, demostrativo del grave problema que con ello padecía Écija y por ende sus habitantes, aporto un artículo publicado en La Voz del 9 de Agosto de 1923, que al respecto dice lo que sigue:

“DESDE ECIJA. Sin agua. Aquí se presagia algo muy grave, algo así como una hecatombe espantosa, pues en verano y sin agua, no puede ocurrir nada risueño ni agradable en un pueblo de 30.000 almas. Estamos amenazados de muerte; se ha extirpado un peligro con el desahucio de animales del centro, pero queda otro en pie, y otro que si las autoridades no vigilan y ponen los necesarios medios, las consecuencias serán funestas.

Leer más... o descargar en formato PDF.

© 2024 Écija 7 Días | Página de un Ecijano