palcos de carera oficialLa celebración de los actos de cuaresma y la Semana Santa de 2021 en Écija, así como, en el resto poblaciones de la provincia sevillana han quedado suspendidas tras conocerse el decreto publicado por el Arzobispo de Sevilla, Monseñor Juan José Asenjo, una decisión que está motivada por la situación de la pandemia.

Así se señala un decreto del Arzobispo de Sevilla, en el cual, se informa que se suspende los actos y celebraciones organizados por parroquias, hermandades y cofradías, asociaciones de fieles u otros grupos eclesiales, que tengan carácter externo y en general todos aquellos en los que se haga uso de la vía pública.

En su lugar, y particularmente por lo que se refiere a las procesiones y Estaciones de Penitencia, se seguirán los subsidios litúrgicos que oportunamente ofrecerán las Delegaciones Diocesanas de Liturgia y de Hermandades y Cofradías.

Con respecto a los cultos internos, al igual que otros actos litúrgicos y de piedad o devoción en los lugares de culto, establecidos en las Reglas de las Hermandades y Cofradías y demás asociaciones de fieles o que hubieran sido autorizados con anterioridad a este decreto, podrán celebrarse respetando las disposiciones indicadas en nuestro decreto de 17 de julio de 2020 (pros. n. 1632/20), así como la normativa unitaria vigente en cada momento.

En cuanto a la convocatoria y celebración de Cabildos Generales de Hermanos, procesos electorales y otros actos jurídicos competencia de la Delegación Episcopal para los Asuntos Jurídicos de las Hermandades y Cofradías, se requerirá, para su validez, la autorización expresa de dicho Delegado Episcopal, que deberá solicitarse con al menos 30 días de antelación.

Además, se exhorta a todos los grupos eclesiales y fieles de la Archidiócesis a vivir con hondura e intensidad renovadas las celebraciones litúrgicas de las ¡ornadas de la misma, y especialmente las del Triduo Sacro, y ruego a las Hermandades y Cofradías que dispongan ejercicios de piedad para sus hermanos en el día en el que les correspondería celebrar sus estaciones de penitencia, así como para el citado Triduo Sacro.

Una decisión que ha sido tomada tras ser oído el Consejo Episcopal y ante los altos niveles de incidencia de la enfermedad, junto con las previsiones anunciadas para la distribución y aplicación de las vacunas contra la misma, sigue desaconsejando para los próximos meses, a juicio de las diversas autoridades civiles y sanitarias consultadas, la concentración de grandes grupos de personas, así corno la libre circulación de esta.