aulaEl grupo municipal de Podemos en el Ayuntamiento de Écija reclama en un comunicado que se tomen medidas ante la situación “insostenible” que se vive en los colegios ecijanos ante la reanudación de las clases tras las vacaciones navideñas, las cuales, comienzan en plena ola de frío y con el protocolo anticovid que obliga a tener abiertas las ventanas y puertas de las aulas.

Según señala la formación morada en el comunicado, la situación de las temperaturas en los colegios ya es nefasta y ahora se suma esta barbaridad, que padres y madres de alumnos a título particular y AMPAS de colegios ecijanos nos han hecho llegar, “nuestros niños y niñas, los profesores y el personal no docente está siendo obligado a acudir al colegio con chaquetón, con mantas, tiritando”.

Para Podemos Écija “es lamentable que la labor educativa en las aulas andaluzas se esté desarrollando en estas condiciones, una auténtica barbaridad y exigimos una solución inmediata”, por parte de “la Consejería de Educación que no ha hecho nada, no ha preparado nada para la vuelta al cole tras las Navidades, y se niega a retrasarla una semana para al menos dejar pasar la ola de frío, que es algo de sentido común”, informa el comunicado.

El cual, añade que, “además, hay una herramienta que Educación puede usar y que no usa, que es la Ley de Bioclimatización que se aprobó en el Parlamento de Andalucía hace seis meses y que dice cómo ventilar las aulas, como climatizarlas para no pasar ni frío en invierno ni calor en verano… Es decir: la Junta de Andalucía tiene la herramienta para arreglar esto y no hace nada”; pero el Gobierno andaluz “no mueve un dedo para garantizar el bienestar de los escolares y asumir su responsabilidad porque no puede seguir permitiendo que familias y ayuntamientos sigan asumiendo algo que compete únicamente a la Consejería de Educación”.

Por último, Podemos Écija manifiesta que “nos sumamos a la demanda de padres, madres y comunidad escolar y también a la demanda que plantea el sindicato Ustea, que recuerda que la temperatura que debe existir en los lugares de trabajo está regulada por el Real Decreto 486/1997, según esta legislación, la temperatura de colegios y oficinas debe oscilar entre los 17 y 27 grados centígrados”.