anforas de aceite de la epoca romanaEl alcalde de Écija, David Javier García Ostos; el delegado de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez, y el arqueólogo municipal, Sergio García-Dils, han mantenido esta semana una reunión de trabajo para concretar una serie de medidas que hay que implementar para forma parte de este gran proyecto que tiene como objetivo final que el Paisaje del Olivar de Andalucía, se declare Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Según señala la administración ecijana en un comunicado de prensa, el pasado 21 de abril, «el expediente “Los paisajes del olivar en Andalucía, historia milenaria de un mar de olivos”, era elegido por el Consejo de Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura como candidatura española para presentar ante la UNESCO.

Una iniciativa en la que nuestra ciudad se integra en este gran proyecto, ya que Écija era uno de los principales productores de aceite de oliva en época romana y por lo que protagoniza uno de los diez ítems de valoración histórica que componen la candidatura, en concreto el relativo a la Astigi-Bajo Genil, alfares olearios para el comercio de la Bética romana, que tiene como referente el yacimiento arqueológico de Las Delicias, ubicado en la carretera entre Écija y Palma del Río, junto al río Genil.

Por tal motivo, en la reunión de trabajo mantenida sobre este asunto, se acordaba tres medidas que hay que llevar a cabo, como serán la inclusión de Écija en la Asociación de Paisajes del Olivar de Andalucía, Patrimonio Mundial (APOAPM), lo que dará un respaldo legal al proyecto; además de habilitar un espacio en el Museo Histórico Municipal de Écija, como centro de interpretación del aceite y realizar una serie de intervenciones en el yacimiento de Las Delicias.

Estas son por tanto las tres medidas que, desde Écija, se pondrán en marcha y que formarán parte de la candidatura cuyo objetivo final es que la UNESCO declare como Patrimonio Mundial el paisaje del olivar en Andalucía.

Una propuesta de la declaración del paisaje cultural del olivar andaluz como patrimonio mundial que está impulsada por la Diputación de Jaén, de la mano de las diputaciones de Cádiz, Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla; por la Junta de Andalucía; por las universidades de Cádiz, Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla, y por innumerables entidades de todo tipo, además de muchos ayuntamientos como el de Écija, ya que la importancia del olivar de la antigua Astigi de época romana, entre los siglos I y III, forma parte del gran proyecto».