Cabecera linea curva

ÉCIJA
agua

El pleno de la Corporación Municipal de Écija se reúne este miércoles a las 13:00 horas para abordar la revocación del acuerdo también adoptado por el plenario municipal el pasado 5 de agosto por el se acordó prorrogar el servicio de agua potable y las tareas de saneamiento a la empresa Aquacampiña por un periodo de diez años a cambio de "una serie de mejoras en el servicio".

Este nuevo debate es consecuencia del recurso de reposición interpuesto por los portavoces de los grupos de Izquierda Unida-Los Verdes y Podemos Écija. El PSOE, partido que sustenta al gobierno, prometió en su día municipalizar el servicio.

La portavoz municipal, Rosa Pardal, ya informó hace semanas de que el equipo de gobierno, "en aras a buscar un mayor consenso político" en torno a este asunto, plantearía un nuevo Pleno para abordar la revocación del acuerdo. Ya entonces, el equipo que dirige el alcalde socialista David García Ostos argumentó que la prórroga se planteó para "atender una demanda histórica de la ciudad" al ofrecer la empresa mejoras en la red con las que evitar inundaciones.

Ante la polémica suscitada, el equipo de gobierno, tras reunirse con Fuerza Ecijana, que también apoyó la moción de IU y Podemos, decidió dar marcha atrás "con el objetivo de buscar soluciones con el resto de formaciones políticas en el Ayuntamiento para dar salida a la demanda histórica de estos vecinos".

La prórroga del servicio por un plazo de diez años se ejecutaba "a cambio de una serie de acuerdos", recuerda el Ayuntamiento ecijano. El primero de ellos era llevar a cabo el proyecto de adecuación de los colectores de aguas en toda la zona de la plaza de Colón, la Calzada y calles adyacentes cuyo estado actual provoca "constantes inundaciones" cuando llega el periodo de lluvias, ya que recogen agua de casi 45 hectáreas de terreno.

Gracias a este proyecto que ejecutaría la empresa por valor de alrededor de tres millones de euros se encauzarían todos estos colectores para la "correcta evacuación" de las aguas. El proyecto suponía la creación de un embovedado de hormigón que recoja las aguas de las calles Carmen, Carreras, Avenida de los Emigrantes, Espadas y Reloj, y lleve las aguas por calle Mayor y Peso hasta el Canal Recreativo del Genil.

De este modo, el contrato del servicio de agua potable se prorrogaría 10 años, ampliándose hasta 2036, aunque incluía asimismo otra serie de prestaciones adicionales. Entre ellas, el mantenimiento del desvío del arroyo Argamasilla, la limpieza del canal recreativo en la zona en la que vierta el nuevo colector; el replanteamiento de las tarifas para favorecer a los colectivos más vulnerables de la ciudad, a los pensionistas y a aquellos que hicieran uso responsable del agua, o la ampliación de las ayudas sociales para los usuarios con dificultades económicas, además de la sustitución de las canalizaciones allá donde sea necesario.


Compartir: 


© Écija 7 Días | Página de un Ecijano