fotos plaza

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, Sergio Gómez, ha comparecido este jueves ante los medios comunicación para informar de la situación real de la plaza de toros de Écija, de actualidad tras la concentración organizada el pasado martes por parte de colectivos taurinos de la ciudad para pedir la rehabilitación de la misma y su puesta en marcha.

En primer lugar, delegado se ha referido a la propia concentración, de la que ha valorado su tono pacífico y reivindicativo, por ello “nuestro reconocimiento para esta manifestación pacífica, por lo que agradecemos el buen talante que hubo en todo momento”. 

Por otro lado, Sergio Gómez, ha afirmado que se sigue “dando información en los plenos de la corporación, en los órganos competentes e incluso se llevó a cabo la presentación del proyecto que el gobierno municipal quiere para la plaza de toros, por lo que la información acerca de la situación se sigue dando sin oscurantismos”. 

Además, “este gobierno se ha caracterizado por abrir las puertas de la plaza de toros para quien ha querido saber la situación real de la misma, aunque haya otras personas que hayan querido dar información sesgada al respecto”. 

El delegado ha continuado diciendo que “somos conscientes de que es un inmueble municipal, que necesita una rehabilitación integral, pero sobre todo un concesionario que se haga cargo de su explotación y no solo para corridas de toros, sino para todo tipo de espectáculos y eventos que puedan llegar”. 

Gómez afirma que “absolutamente todos los colectivos taurinos de la ciudad conocen el estado real de la plaza, cosa que muchas de las personas que estaban allí en la concentración desconocían, por lo que hoy volvemos a informar a la ciudadanía para evitar desinformaciones intencionadas o no”. 

Los antecedentes.

Sergio Gómez ha hecho un recordatorio acerca de los antecedentes que han llevado a la situación actual. Ya en el año 2013 se abrió un expediente de expropiación de la plaza de toros, en tiempos del gobierno andalucista y popular. La plaza era propiedad de diversas familias en aquellos entonces. Sergio Gómez afirma que el planteamiento de expropiación fue “bastante cobarde pues no se hizo completa, ya que la ordenación urbanística del PEPRICHA planteaba una expropiación completa, del coso y los locales adyacentes que favorecían la evacuación de personas a las calles, mientras que el gobierno de aquel entonces llevó a cabo una expropiación parcial, únicamente el coso y de algunos locales, pero no los que favorecían este tránsito de personas hacia vías adyacentes por problemas de presupuesto”. 

La forma de pago de los 1.140.000 euros que costó este proceso, asegura Gómez, iba a ser de alrededor de 300.000 euros en metálico (se ha compensado con la bonificación de impuestos) y el resto, unos 800.000 euros, mediante la cesión de 17 parcelas del UPR4 urbanizadas para uso residencial. “El acuerdo fue leonino y demencial. El Ayuntamiento se comprometió a entregar estas parcelas de las que no era propietario y con una cláusula que afirmaba que, a partir del quinto año sin urbanizar, el consistorio tendría que satisfacer la deuda no satisfecha con un pago anual de 135.000 euros hasta que se urbanicen”, ha dicho Gómez. “En total, 800.000 euros que el consistorio sigue abonando en la actualidad y tendrá que seguir haciendo hasta 2026 gracias a la gestión del Partido Popular, que decidió invertir en esto en plena crisis económica”.  

En 2014, asegura Gómez, el gobierno entrante se encuentra que tiene que llevar a cabo una restauración de la zona de presidencia (60.000 euros de presupuesto a cargo del plan Supera III) y las cubiertas para evitar su derrumbe, así como labores de adecentamiento general. De hecho, en 2016 se llevaron a cabo dos festejos taurinos, “puesto que la Junta de Andalucía así lo permitía todavía, mediante un certificado de solidez de los arquitectos municipales para la celebración de este tipo de festejos”.  

En 2017, según Gómez, un empresario se interesa por la gestión de la plaza, pero la nueva normativa exige una licencia de apertura para la plaza, así como el cumplimiento de todas las condiciones de accesibilidad y seguridad para la misma según la Ley de Espectáculos Públicos Recreativos de Andalucía. 

Gómez, en este punto vuelve a arremeter contra el Gobierno del PP- PA que, según sus palabras, “autorizan la celebración de varios conciertos de manera ilegal en 2013-2015 en los que sucede un accidente de una persona que se cae y el Ayuntamiento es condenado por responsabilidad patrimonial ante la inexistencia de licencia de apertura”.   

A este respecto, Gómez ha recordado un informe de la Delegación del Gobierno de 2018 en el que se especifica que “en salvaguarda de la seguridad de los espectadores, sería preceptiva la elaboración de un proyecto de rehabilitación y adecuación de la plaza de toros de Écija y, hasta que no sea ejecutada, no se autoriza la celebración de ningún tipo de espectáculo en el coso de Pinichi”.  

Gómez sigue incidiendo en que no es cuestión de gustos, sino de cumplir la legalidad. “Cuando llegamos al gobierno la escuela de tauromaquia tenía un presupuesto de cero euros, el director de la misma no cobraba nada, y los alumnos no tenían seguro para su inscripción, algo que hemos solucionado mediante su regularización, afortunadamente para estos chicos y chicas y sus monitores”.  

El proyecto.

Ante la situación, el Ayuntamiento se pone a trabajar en un proyecto de rehabilitación de la plaza y, tras la visita de muchos empresarios, en 2019, una empresa madrileña se acerca al proyecto y elabora un documento que demuestra su apuesta firme por la recuperación de la plaza con un presupuesto de en torno a un millón ochocientos mil euros.  

La cuestión fundamental, según afirma Sergio Gómez, es “el tema de las salidas de emergencia, que necesita para poder aforar las instalaciones para conciertos y otros eventos”. La expropiación parcial del antiguo gobierno no posibilita la evacuación de personas por el tendido de Sol, por lo que es necesaria la expropiación de los locales adyacentes para que esto sea posible, un tema en el que el gobierno está trabajando desde antes del verano para darle solución. “La pandemia también ha frenado el proceso, pero se está trabajando para poder ampliar el aforo de tres mil a siete mil personas para que la plaza sea rentable. Toda esta cuestión es pública y todos los colectivos afines a la plaza lo conocen, por lo que lamentamos que se haya ocultado esta información a los ecijanos que de buena fe han acudido a la manifestación para reivindicar algo, por otro lado, totalmente legítimo”.  

Gómez afirma que “si lo que estamos reivindicando es que el Ayuntamiento de Écija se gaste un millón de euros en la plaza de toros para dar toros, no va poder a ser así, entre otras cosas porque quedan por pagar 800.000 euros de su compra. En lo que sí estamos es en buscar ese inversor que lo haga y apueste por ella y no en espantarlos con falsas informaciones acerca de la plaza”.  

La situación actual es, por tanto, según Gómez, buscar esa salida de emergencia, tramitarla y sacar a licitación la plaza para que los empresarios puedan invertir en ella.