Colegio La-Milagrosa de Cerro PereaEl grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Écija ha realizado una valoración sobre el inicio de expediente para la contratación de los servicios de limpieza de colegios y centros públicos, que fue aprobado en el pasado 30 de noviembre durante la celebración del pleno ordinario en el que esta formación política defendió la remunicipalización de este servicio que presta y financia la administración local.

El Portavoz de Izquierda Unida, Eligio García, considera que “el equipo de gobierno ha perdido otra oportunidad de oro para recuperar para la gestión pública un servicio municipal de gran importancia” y así lo defendía en su intervención durante el pleno municipal en el que denunció que “esta es ya la quinta privatización de un servicio público que el equipo de gobierno trae este año a pleno, si contamos los dos intentos fallidos de privatización de las piscinas municipales que tan mal recuerdo dejan todavía en la memoria” y añadió que los 2.800.000 euros que le cuestan a las arcas municipales esta privatización, de gestionarse de forma directa por el ayuntamiento, “darían para contratar muchos más puestos de trabajo de limpieza” con lo que no solo tendrían un impacto mayor para aliviar la precaria situación que viven muchas familias ecijanas, sino que además, con más personal la limpieza, los colegios estaría mucho mejor atendida.

En este sentido, el concejal de IU, dijo haber recibido quejas por parte de directores de los colegios y madres y padres, por la mala calidad del servicio externalizado, “por lo que no se puede argumentar, como pretende el equipo de gobierno, que una remunicipalización provocaría una bajada de calidad del servicio prestado”.

En cuanto al argumento de que el Ayuntamiento no tiene capacidad para gestionar este servicio, debido a que nuestro municipio es muy grande y es un servicio muy complejo, el concejal de Izquierda Unida respondió que otros ayuntamientos con más habitantes que el nuestro, como Málaga, Huelva o Córdoba, lo están haciendo y que la falta de capacidad del ayuntamiento no es una causa, sino una consecuencia de haber renunciado durante tantos años a la gestión directa del servicio, y que lógicamente habría que pasar por un periodo de transición en el que el ayuntamiento recuperara su capacidad para gestionar el servicio.

Como ejemplo de cómo la gestión directa puede repercutir en el empleo, Eligio García puso al Ayuntamiento de Málaga, cuyo servicio de limpieza público ha ampliado este año en 450 personas su plantilla para hacer frente a las nuevas demandas provocadas por el COVID 19, lo que demuestra que “no solo es posible gestionar los servicios de limpieza mejor desde lo público, sino que haciéndolo se generaría más empleo y de mejor calidad”.