logo Écija 7 Días

Écija


Martes, 21 de mayo de 2024

vehiculo policía nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad sevillana de Écija a un varón por un delito de atentado a un sanitario público, así como se ha investigado a la pareja del presunto autor por los mismos hechos. Según las primeras pesquisas, la pareja había intentado agredir anteriormente a la víctima por una serie de hechos ocurridos durante el parto de la investigada en el que el sanitario intervino como matrón.

Tras las investigaciones, se pudo corroborar que los autores "no habían localizado casualmente al sanitario" y que, debido a la labor realizada en su trabajo, había sido "perseguido, amenazado y finalmente agredido". El sanitario fue atacado por ambas personas cuando se disponía a hacer unas compras en un supermercado del municipio astigitano, ha explicado la Policía en una nota de prensa. Los hechos se pusieron en conocimiento de la Policía Nacional a finales del mes de noviembre, cuando se recibió un aviso por el que se informaba de que en un establecimiento comercial de la localidad se había agredido y amenazado a una persona.

A la llegada de los agentes al lugar de los hechos, los agresores ya se habían marchado, por lo que procedieron a entrevistarse con la víctima. Esta les informó de que estas dos personas le habían agredido tras reconocerlo como sanitario. Por estos hechos se procedió a la detención del sujeto implicado y se investigó a su pareja por un delito de atentado. El detenido fue puesto a disposición de la autoridad judicial.

Ya la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) había reclamado "protección real" a los profesionales sanitarios frente a las "reiteradas" agresiones en la provincia, donde llamaba la atención sobre el caso de este matrón del Hospital de Alta Resolución de Écija (Sevilla) que "viene siendo acosado por una misma familia desde hace año y medio". Según las cifras aportadas por CSIF, durante el primer semestre de 2023 se registraron 175 agresiones a sanitarios en la provincia de Sevilla, cifra que asciende a 898 casos en toda Andalucía.

Pese a los "trámites" realizados desde el centro, "la realidad es que esta familia le sigue persiguiendo impunemente", alertaba la responsable de Sanidad de CSIF Sevilla, Silvia Zafra, en una nota de prensa en la que recordaba que los profesionales de la Sanidad "tienen la condición de autoridad pública y que cada agresión que sufren es un delito".

Por su parte, el equipo directivo del Área de Gestión Sanitaria (AGS) de Osuna, a la que está adscrito el Hospital de Écija, manifestaba a preguntas de Europa Press su "condena" ante cualquier tipo de agresión a los profesionales sanitarios y mostraba su "total apoyo" al profesional agredido, que, decía, "ha recibido la atención psicológica y jurídica necesaria, siguiendo el protocolo marcado en el actual Plan de Prevención y Atención de Agresiones del Servicio Andaluz de Salud (SAS)".

El profesional presta servicio como matrón en el servicio de paritorio del Hospital de Alta Resolución de Écija. En julio de 2022, una lesión cerebral sufrida por una recién nacida durante el parto --"cuya responsabilidad no recae en el profesional afectado y cuya denuncia fue desestimada"-- derivó finalmente en "una situación de acoso permanente el matrón por parte de la familia, pese a que el matrón mantuvo en todo momento la voluntad de aclarar lo sucedido a los afectados", explicaba el sanitario. "La niña tiene año y medio y ya me han agredido cuatro veces", aseguraba.

Este profesional sufrió "una brutal agresión" en plena calle a la salida de un supermercado el pasado 29 de noviembre por parte de uno de los familiares de la menor, quien tras confirmar su identidad "se abalanzó sobre él, propinándole patadas en la cabeza hasta la intervención los responsables del citado comercio". "El SAS lo iba a considerar agresión y el hospital me ha atendido a través de sus servicios jurídicos y con ayuda psicológica, pero sigo estando en riesgo, eso no ha cambiado. El hospital y la Policía se han portado muy bien conmigo, pero la situación no se ha solucionado. Desde el SAS, la respuesta a las agresiones no puede ser el silencio, porque al final los que pagamos somos los profesionales".

El afectado refería asimismo "otras situaciones de tensión" vividas por sus compañeros en el mismo centro sanitario a raíz de este caso. Uno de esos sucesos tuvo lugar el 19 de octubre, día en que la familia volvió al centro en busca del matrón: "Estábamos tratando una urgencia y entraron todos en la habitación, iban a echar la puerta abajo".

Europa Press

Quiénes Somos | Política de Privacidad | Política de Cookies | Mapa Web | Contacto